29
Abr
08

La mujer en el camión

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Se mira tranquilamente en el espejo mientras el mundo se sacude, nadie es capaz de adivinar como es que no pierde el equilibrio y termina picándose el ojo con el lápiz que lleva entre las manos, pero para entender todo esto hay que regresar un poco más atrás.

Aborda el camión tratando de que este no vaya lo suficientemente lleno como para no alcanzar lugar, es cuestión de vida o muerte que pueda sentarse, así que al subir busca con la mirada un conjunto de asientos que se encuentre desocupado, es decir, dos asientos para ella sola, no quiere que nadie la moleste. Siempre trata de sentarse del lado del pasillo para así incomodar a todo aquel que se atreva a querer acompañarla, mira con desprecio a cualquier hombre que intente adueñarse del asiento contiguo e incluso a las mujeres, personas de su misma especie les dirige siempre una mirada que asustaría a cualquiera.

Y claro, siempre se presenta la ocasión en que no haya en todo el camión un conjunto de dos asientos desocupados y tenga por lo tanto que sentarse junto a alguien. Examina con cuidado a todos los posibles compañeros de viaje descartando inmediatamente a todos los miembros del sexo masculino y limitando la búsqueda a mujeres menos atractivas que ella, no vaya a ser que se maquillen más y la dejen en ridículo. Si no encuentra una mujer de tales características la búsqueda continuara incluyendo a todas las mujeres y si por algún motivo los resultados continuaran sin aparecer entonces como única opción aceptara sentarse junto a un hombre que de seguro no dejara de mirarla(pero eso es otro post)

Una vez encontrado el asiento ideal empieza el ritual de maquillarse pase lo que pase al rededor, sin importar las frenadas bruscas, los topes pasados a toda velocidad y las vueltas precipitadas que el chofer da en las calles de la ciudad. A partir de ese momento solo existen el espejo y los utensilios que en algunos minutos harán magia transformando el rostro matutino en una linda mascara.


0 Responses to “La mujer en el camión”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: