31
Mar
08

Problemas de comunicacion

Cuando niño ningún problema de comunicación me aquejaba, al menos mientras hablaba con mis abuelos maternos que vivían en casa y eran como parte de ella, nunca sentí que en algún momento las palabras me faltaran o que no podía iniciar con una conversación que pudiera durar. Pero había un pequeño problema, y es que en mi mundo solo ellos dos habitaban, mi madre y la gran mayoría de mis hermanos vivían tan ocupados que poco volteaban a mirar al pedazo de humano que se desplazaba feliz entre las dos habitaciones contiguas donde los abuelos pasaban lo que les quedaba de vida.

Mi abuela vivía en el cuarto de mis padres, era ahí donde pasaba la mayor parte del día, con una ventana que daba a la calle, pero que poco nos interesaba pues nuestro mundo estaba ahí, en ese cuarto. Justo después del desayuno recibía puntuales los dos pesos que hacían la felicidad, el dinero justo para comprar una cajetilla de cigarros para mi abuela y cruzar la calle para rentar en el videoclub de enfrente una película mexicana de Cantinflas, La india Maria, Capulina o de los Hermanos Almada. Entonces la verdadera diversión empezaba cuando en la recién estrenada videocasetera las películas avanzaban entre risas y emociones. Después veíamos cualquier cosa en la televisión, parándome de la cama cada cierto tiempo para cambiar el canal. Cuando las ganas de ir al baño se apoderaban de mi, era tiempo de recurrir a la otra persona existente en el mundo, mi abuelo, que vivía en el cuarto de los hombres, es decir, donde todos mis hermanos excepto yo dormían apretados en una litera y una cama con mi abuelo siempre ahí Hablábamos un poco, me preguntaba por las cosas que había en la calle y se ponía de pie para acompañarme por el pasillo hasta llegar al baño donde se quedaba sosteniendo la puerta. Me daba miedo el patio de mi casa, tan lleno de plantas, tierra y animales y tan grande que solía pensar que alguna cosa maligna habitaba más allá de los limites de la cocina. Pero con mi abuelo no había nada que temer, cualquier cosa que habitara el patio se asustaría con su sola presencia de señor respetable. Muchas veces quiso convencerme de ir al patio para ver que no había nada malo, pero nunca lo logró, cuando se trataba de jugar prefería esperar a que viniera mi prima a casa y me llevara con sus hijos en su patio chico de cemento cubierto por los trabajos pendientes de la herrería de su esposo. Regresaba a casa casi por la noche, para acompañar a mi abuela durante su ultimo café y cigarro del día, antes de que se acostara en su cama para ella sola y yo subiera entonces a la cama de mis padres a dormir en medio de ambos.

Tenía cuatro años y muy poco conocimiento del mundo cuando mi abuelo murió una mañana de domingo de hace unos dieciocho años, creo que no fue tan difícil para mi verlo metido en una caja de metal, después de todo no comprendía bien lo que estaba pasando. Lo difícil fue después de algunos días intentar salir al baño, a mi abuela le costaba tanto trabajo caminar que no podía obligarla a acompañarme, así que salía corriendo para cruzar el pasillo y me aferraba con una mano a la puerta. Cualquier cosa que intentara venir del patio no podría pasar con la puerta cerrada y aunque me esperara afuera no sería capaz de alcanzarme una vez que echara a correr hacía el cuarto paterno. Algunos meses después murió mi abuela y lo que era en ese entonces mi mundo, termino por venirse abajo, me había quedado solo en un mundo que me atemorizaba demasiado.

A partir de entonces enfrento serios problemas de comunicación y aun ahora después de tantos años cuando salgo al baño por las noches, evito en la medida de lo posible dirigir la mirada hacía el patio cubierto de sombras y tal vez ya no sea el miedo antiguo a algo malvado que pueda habitar ahí, ahora se que mis abuelos cuidan del patio, lo que me da pena es que puedan ver en que me he convertido.


1 Response to “Problemas de comunicacion”


  1. marzo 31, 2008 a las 10:39 pm

    oie casi lo mismo me paso en casa de mis abuelos, jaja siempre que salgo al baño de la casa d emis abuelos le saco, … no se por que, que bonita redacción tienes saludos brother


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: