18
Feb
08

Recuerdo

Dejas de lado las herramientas e intentas convencerte de que lo que acabas de oír no es una más de las tantas alucinaciones que has tenido en el día después de estar tanto tiempo bajo el sol ardiente, tu padre y tu hermano han hecho lo mismo, han dejado de lado el trabajo para platicar un momento, tu hermano ha sido quien soltó la bomba sin querer, estaba hablando de una boda a la que lo habían invitado, acto seguido reveló los datos exactos de la novia excepto el nombre, dijo su dirección y el nombre de los padres, a ella no la conocía. Tu si la conocías, demasiado, cuando el te extiende la invitación le dices que no moviendo la cabeza y cuando pregunta porque te limitas a contestar con un simple “no tengo ganas de ir” ¿como podrías ahí en ese momento contar la historia que te ata a esa dirección, a ese nombre que tu hermano no sabe pero tu si. Das por terminada la cuestión y continuas haciendo hoyos en el suelo tratando de que la lagrima que se te ha escapado sin querer se confunda con el sudor, tal vez sea demasiado dolor para que te lo tragues solo, pero es demasiada historia para los demás, así que te limitas a recordar en tu cabeza todos los momentos que desembocaron en aquella lagrima involuntaria que al igual, sin querer se ha juntado con algunas otras que salieron de pronto.

Tenías en aquel entonces unos once años, como era tu costumbre estabas enamorado de una chica unos tres años mayor que tu, hermana de uno de tus mejores amigos, ibas como todos los veranos a un curso en la biblioteca publica, al final del curso como siempre decidiste participar en la obra de teatro, haciendo claro, el papel principal. La protagonista femenina era una niña de tu edad que iba al curso por las tardes, no fue amor a primera vista ni mucho menos, pero cuando conviviste con ella algún tiempo te diste cuenta de que ella era la niña que estaba hecha para ti. Pero se terminó la obra de teatro y cada quien se fue a su casa sin esperanza de volverse a ver. Tres años después en tu salón de tercero de secundaria apareció la niña, un poco cambiada, pero no por ello menos guapa, una sonrisa iluminó tu rostro y no duró mucho tiempo ahí porque antes del receso ya sabías que ella tenía novio y que llevaba con el dos años. Fue hasta el ultimo día de clases cuando al dejar el abrazo a ella para el final, te pegaste a su oído y le dijiste que llevabas años enamorado de ella. Tomo tu cara entre tus manos, seco la gota de agua que resbalaba en ella y con su pluma anotó en tu mano su numero de teléfono y se despidió pidiendo que le llamaras. Lo hablaron muchas veces, ella también había sentido aquella especie de magia cuando se vieron la primera vez, ella se había enamorado también de los poemas que escribías y de tu gusto por la lectura. Pero ella no dejaba a su novio, decía que también a él lo amaba por su forma de ser y que no se atrevía a dejarlo, durante algún tiempo te conformaste siendo el segundo en sus pensamientos, hasta que un día, armado de valor le pediste que te llamara cuando terminará con su novio.

Paso el tiempo sin que tuvieras noticias de ella, la olvidaste, creíste haber encontrado el amor de tu vida y justo cuando más feliz estabas, la llamada que habías dejado de esperar llegó una tarde de domingo y llegó acompañada de una cita para ese mismo día. Te hiciste un nudo con las palabras para explicarle que durante dos años habías esperado y que justo ahora las cosas ya no eran iguales, estabas enamorado y ella pareció entenderlo, se dio la vuelta y desapareció de tu vida.

Y no volvió a aparecer hasta el día en que ocultaste las lagrimas con el sudor y no pudiste sino desearle suerte porque al final de cuentas nadie había tenido la culpa, solo había sido cuestión de momentos y nunca hubo un momento en que sus vidas pudieran coincidir en la manera que los dos hubieran querido.


0 Responses to “Recuerdo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: