19
Nov
07

Cuento Segunda Parte

  • ¿Que hace usted aquí?

  • Lo mismo que todos los pacientes, quiero hablar con usted.

  • Pero le dije que su caso no tenia remedio, usted esta cinicamente enfermo y nadie puede ayudarle.

  • Debería intentar ayudarme ¿Que hay de su ética profesional?

  • Recuerdo que la ultima vez le dije que dejara de molestarme, es mas, hasta prometió suicidarse, estuve todo este tiempo esperando que alguien llegara a acusarme.

  • No me he decidido, usted puede salvarme

  • ¿Salvarlo? no me interesa. Ya se lo dije, estudie psicología, como yo lo hice un día

  • ¿Porque me odia?

  • Aquí nadie lo odia señor, simplemente trato de hacerle ver que no tiene nada

  • ¿Como todos sus pacientes a quienes engaña?

  • No tiene usted derecho a decir eso

  • Y usted no tiene derecho a correrme, pague por una cita de cuarenta y cinco minutos

  • Si gusta hablemos con la secretaria para que le devuelva su dinero

  • No quiero mi dinero, quiero que reconozca que me tiene envidia

  • ¿Envidia? claro, siento envidia de un escritor mediocre que por no venderse ahora nadie recuerda, de un escritor que ha contado su vida a pedacitos, que le dice al papel lo que no es capaz de contarle a sus padres, a sus hermanos, a sus amigos, un escritor que nunca es capaz de confesar cuando alguien le gusta, pero eso si, le escribe mil historias.

  • ¿Como sabe todo eso?

  • Conseguí la dirección de su blog, los cuentos que ha publicado, incluso algunos poemas que usted mismo regalo a ciertas chicas cuando era mas joven ¿lo recuerda?

  • Lo ve, esta interesado en mi caso, no quiere que me muera, no quiere que estudie psicología, usted lo que quiere es que yo siga escribiendo.

  • Claro que no, mi mejor recomendación para usted es que piense en el retiro, las letras no se hicieron para alguien tan miedoso como tu.

  • ¿Miedoso yo? al menos yo enfrenté al papel y no me escondí tras una bata blanca, disfrutando con los sufrimientos de los demás, al menos yo le inventé una vida a los desconocidos, inventé una vida para mi, en vez de preguntar y torturar.

  • Me estoy cansando de esto. En este cajón hay una pistola, ¿porque no se mata de una vez?


0 Responses to “Cuento Segunda Parte”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: